CAP en Español
Small CAP Banner

Siete maneras en las cuales el Acta de Cuidado Asequible les ayuda a los latinos

Lo que esta a riesgo para los Latinos conforme la Corte Suprema debate la ley

SOURCE: AP/ Charles Dharapak

Se le aplaude al presidente Barack Obama después de firmar el Acta de Cuidado Asequible el 23 de marzo, 2010. El proyecto de ley ya está ayudando a mejorar el cuidado de salud para los latinos

    PRINT:
  • print icon
  • SHARE:
  • Facebook icon
  • Twitter icon
  • Share on Google+
  • Email icon

Read here in English

Conforme la Corte Suprema lleva a cabo audiencias y examina la constitucionalidad del Acta de Cuidado Asequible esta semana, es importante notar las maneras en que “Obamacare” está mejorando las vidas de los latinos. Dado que los latinos tienen más probabilidades de encontrarse sin seguro médico que cualquier otro grupo étnico, no es una sorpresa que una mayoría (el 66 por ciento) de los votantes latinos apoyan la ley, la cual tiene como su objetivo el proveer el seguro médico a todos los estadounidenses. “Obamacare” ya ha hecho que 9 millones de latinos sean elegibles para la cobertura de salud.

En el año 2050, los latinos constituirán un 30 por ciento de la población. El Acta de Cuidado Asequible toma en cuenta estos cambios demográficos al ayudar a los latinos que consigan acceso a los servicios preventivitos críticos, al proteger a aquellos con condiciones pre-existentes, y al hacer que la cobertura de salud sea más asequible para todos.

Aquí están las siete maneras más importantes en las cuales el Acta de Cuidado Asequible está mejorando las vidas de la comunidad latina.

El Acta de Cuidado Asequible reduce los altos costos del cuidado de salud – el mismo problema que causó que un 32 por ciento de los latinos no tuvieran seguro en el 2009.

Gracias al Acta de Cuidado Asequible, los latinos ahorrarán millones de dólares en el cuidado de salud. Todos los latinos ahorrarán en los servicios preventivitos importantes sin costo compartido, y los latinos ancianos ahorrarán a través de las primas de Medicare Advantage más bajas y menores costos en medicamentos recetados. Además, hasta 9 millones latinos de bajos ingresos conseguirán cobertura en el año 2014 a medida que Medicaid extienda la elegibilidad a aquellos que componen hasta el 138 por ciento del nivel de pobreza federal.

Los latinos pagan más en los gastos médicos de su propio bolsillo que cualquier otro grupo étnico o racial y por eso se beneficiarán del no tener que pagar los copagos de los servicios preventivitos importantes. Más de 500.000 latinos ya han obtenido el acceso a las pruebas de diabetes, exámenes para la obesidad, visitas anuales de bienestar gratuitos, y otros servicios preventivitos que buscan mejorar la salud mientras que también ayudan a bajar los gastos médicos futuros.

A partir del 2014, aproximadamente los 2,3 millones de hispanos que trabajan por cuenta propia o que son propietarios de pequeños negocios (y sus 1,4 millones empleados) podrían ser elegibles a comprar cobertura de cuidado de salud asequible a través de un intercambio de seguro, dándoles a los empleadores la oportunidad de elegir el cuidado más asequible.

Se calcula que los latinos compondrán el 25 por ciento de la población que se beneficia de los intercambios de seguro basados en el estado que ayudarán a los pequeños negocios a que comparen los planes de salud y a que les ofrezcan a sus empleados los mejores paquetes de salud. Más allá de ayudar a los pequeños negocios a comparar los planes de salud privados, estos intercambios también crearán conciencia sobre los créditos tributarios para los pequeños negocios que ya están bajando los costos de proporcionar cobertura para los negocios.

736.000 de los latinos menores de 25 años de edad consiguieron acceso al seguro médico en los dos años desde que se promulgó el Acta de Cuidado Asequible.

Esto constituye un tercio de los 2,5 millones adultos jóvenes que obtuvieron seguro bajo la nueva disposición de cobertura de los dependientes, la cual les permite a los jóvenes adultos que se queden bajo el seguro de sus padres hasta los 26 años. 1,3 millones de jóvenes de las comunidades de color – muchos de ellos recién graduados de la universidad – tienen acceso a la cobertura bajo el Acta de Cuidado Asequible.

Gracias a las inversiones estratégicas del Acta de Cuidado Asequible en los centros comunitarios de salud, trabajadores de salud comunitarios, mejores conocidos como “promotoras”, recibieron más apoyo, ayudándoles a proporcionarles más servicios medicos a las comunidades marginadas incluyendo muchos donde viven latinos.

Estos trabajadores ayudan a los pacientes que eviten y manejen enfermedades crónicas tales como la diabetes, la obesidad, y la cardiopatía – condiciones comunes en las comunidades latinas.

La reforma de salud hará que los anticonceptivos orales sean más asequibles para las latinas a partir del agosto del 2012.

A menudo los anticonceptivos se usan para tratar las condiciones no relacionadas a la prevención del embarazo, tales como el síndrome de ovario poliquístico, el cual afecta a un 13 por ciento de las latinas con antecedentes familiares de diabetes y que puede llevar al cáncer ovárico si no se le da tratamiento. Bajo el Acta de Cuidado Asequible, una mujer podrá acceder a los anticonceptivos sin costo compartido.

La mitad de todos los niños latinos nacidos en el año 2000 están en riesgo de desarrollar la diabetes. Antes del Acta de Cuidado Asequible, las compañías de seguro médico podían legalmente negarles cobertura a los niños latinos con diabetes u otras condiciones pre-existentes, o cobrarles mucho más.

Bajo “Obamacare”, 6,1 millones de latinos con condiciones pre-existentes pueden tener acceso al cuidado de salud que necesitan.

El Acta de Cuidado Asequible creó la Oficina de Salud de las Minorías, la cual evalua la calidad de cuidado que reciben las comunidades de color bajo la reforma de salud.

Esta agencia es parte del Departamento de Salud y Servicios Humanos y trabaja para mejorar la recopilación de los datos sobres las minorías, identificar las disparidades de salud de todas las razas, y por ultimo, se dedica a mejorar los resultados de salud para los latinos y otras minorías raciales y étnicas.

Laura Pereyra es una Asociada de Prensa Bilingüe, y Madeline Meth es una Asistente Especial para el equipo de Prensa en el Center for American Progress.

Vea también:

To speak with our experts on this topic, please contact:

Print: Allison Preiss (economy, education, poverty)
202.478.6331 or apreiss@americanprogress.org

Print: Tom Caiazza (foreign policy, health care, energy and environment, LGBT issues, gun-violence prevention)
202.481.7141 or tcaiazza@americanprogress.org

Print: Chelsea Kiene (women's issues, Legal Progress, Half in Ten Education Fund)
202.478.5328 or ckiene@americanprogress.org

Spanish-language and ethnic media: Tanya Arditi
202.741.6258 or tarditi@americanprogress.org

TV: Rachel Rosen
202.483.2675 or rrosen@americanprogress.org

Radio: Chelsea Kiene
202.478.5328 or ckiene@americanprogress.org