CAP en Español
Small CAP Banner

Los datos más importantes sobre los inmigrantes y el crédito tributario por hijos (child tax credit)

Negarles el crédito a algunos niños estadounidenses no tiene sentido

SOURCE: AP/Damian Dovarganes

Jonathon Martínez, 12, hace un trabajo para la escuela en las oficinas de Hermandad Mexicana, un centro comunitario para los inmigrantes hispanos en Lynwood, California.

    PRINT:
  • print icon
  • SHARE:
  • Facebook icon
  • Twitter icon
  • Share on Google+
  • Email icon

Read in English

Conforme se acerca la fecha limite para extender el recorte de impuestos salariales para el año 2012, los miembros del Congreso siguen proponiendo medidas inhumanas y contraproducentes para compensar la pérdida de ingresos de impuestos. En lugar de mirar a los más ricos quienes podrían pagar un poco más (ya que en muchos casos están pagando una tasa tributaria más baja que la gente con menos ingresos), algunos miembros argumentan que los niños estadounidenses de bajos ingresos de padres inmigrantes deben ser los que paguen la cuenta.

El “Refundable Child Tax Credit Eligibility Verification Reform Act” requeriría que los contribuyentes den sus números de Seguro Social para reclamar la porción rembolsable del crédito tributario por hijos o el child tax credit. Esto significa que los padres que hacen su reclamo usando un Número de Identificación de Contribuyente (ITIN por sus siglas en inglés), el cual permite a inmigrantes que no son elegibles para un número de Seguro Social puedan pagar los impuestos federales, ya no tendrían derecho al crédito.

Extender el recorte de impuestos salariales es de importancia vital a medida que nuestra economía se sigue recuperando de la recesión. Sin embargo, como demuestran los siguientes números, si nuestro objetivo final es una economía más fuerte, el compensar el recorte de impuestos salariales al quitarles a padres inmigrantes de niños estadounidenses el crédito tributario, sería cruel e ineficaz.

La importancia de extender el recorte de impuestos salariales

122 millones: El número de hogares estadounidenses que continuarán teniendo un salario neto más alto si el recorte de impuestos salariales fuera extendido.

$1.426: La cantidad promedio de dinero que ahorrarían los hogares estadounidenses al año si el Congreso extendiese los recortes del impuesto salarial.

Más de 1 millón: El número de empleos nuevos que se crearán a través de la extensión del recorte de los impuestos salariales. Casi tres cuartos de este crecimiento de empleos sería por el aumento de gastos de los trabajadores que tendrían un aumento en su salario.

1,3 por ciento: El declive en crecimiento económico que nuestra nación enfrentaría si la suspensión del impuesto salarial no se extiende.

Los beneficios del crédito tributario por hijos (child tax credit)

2,3 millones: El número de personas, incluyendo 1,3 millones de niños, que se mantuvieron fuera de la pobreza por el crédito tributario por hijos en 2009

$1.800: La cantidad promedia en créditos tributarios por hijos que contribuyentes con un ITIN reclamaron en el 2010.

3: El número de meses en los cuales una familia de cuatro con dos niños podría comprar comida utilizando el rembolso promedio del crédito tributario por hijos bajo el “Plan de Alimentos Económico” del Departamento de Agricultura.

$1,38: La cantidad de crecimiento económico que resulta por cada $1 que se gastan en los créditos tributarios por hijos. Sin embargo, no todos los recortes de impuestos son iguales. El recorte de impuestos salariales resulta en $1,25 de crecimiento económico por cada $1 que se gasta, mientras que hacer permanentes los recortes tributarios de Bush resultaría en un crecimiento de solo $0.35 por dólar.

La locura de financiar el recorte salarial al negarles el crédito tributario por hijos a los padres inmigrantes de niños estadounidenses.

4 millones: El número de niños nacidos en los EEUU cuyas familias se verían afectadas por esta propuesta.

20 por ciento: La porción del recorte de impuestos salariales que será compensada al aumentar los impuestos de los padres inmigrantes de bajos ingresos de niños estadounidenses. La extensión del recorte de impuestos salariales tiene un valor de $120 mil millones. La legislación propuesta para compensar este recorte tributario, no obstante, por las propias calculaciones de los conservadores, solamente ahorraría un total de $24 mil millones a lo largo de 10 años.

Aproximadamente $100 mil millones: La cantidad de impuestos salariales que los contribuyentes que usan el ITIN pagarán en los próximos 10 años. Estos impuestos contribuyen a los fundos fiduciarios para el Medicare y Seguro Social – programas de los cuales los inmigrantes nunca verán beneficios a causa de su estatus.

$21.240: El promedio de ingresos familiares de los contribuyentes que usan el ITIN y que reclaman el crédito tributario por hijo en 2010. Esto representa menos de la mitad del promedio de ingresos familiares en los Estados Unidos de $49.445, y significaría que una familia de cuatro esté viviendo debajo del umbral de pobreza. Los niños latinos tienen mayor probabilidad de vivir en pobreza de cualquier otro grupo étnico o racial en los EEUU.

Compensaciones alternativas

$155 mil millones: La cantidad de dinero que se ganaría al implementar el impuesto suplementario de 1,9 por ciento sobre los ingresos de más de $1 millón, propuesto por los demócratas del Senado.

0.2 por ciento: La cantidad de impuesto suplementario para los millonarios que otorgaría en la misma cantidad de ahorro que se tendría al negarles el crédito tributario por hijos a las familias inmigrantes de bajos ingresos.

$20 mil millones: Los ingresos adicionales de impuestos a lo largo de 10 años si se cierre la laguna jurídica de “interés devengado[VC1] ” para que los gerentes financieros – quienes son los trabajadores mejores pagados en la nación – se vean obligados a pagar las mismas tasas tributarias sobre sus salarios como los otros estadounidenses en su nivel de ingresos.

$321,3 mil millones: La cantidad que se ahorraría a lo largo de 10 años si se limitan las deducciones detalladas que desproporcionadamente benefician a los ricos.

Para más información vea:

· ¡Miren quién habla de la lucha entre las clases sociales!

To speak with our experts on this topic, please contact:

Print: Katie Peters (economy, education, poverty, Half in Ten Education Fund)
202.741.6285 or kpeters@americanprogress.org

Print: Anne Shoup (foreign policy and national security, energy, LGBT issues, health care, gun-violence prevention)
202.481.7146 or ashoup@americanprogress.org

Print: Crystal Patterson (immigration)
202.478.6350 or cpatterson@americanprogress.org

Print: Madeline Meth (women's issues, Legal Progress, higher education)
202.741.6277 or mmeth@americanprogress.org

Spanish-language and ethnic media: Tanya Arditi
202.741.6258 or tarditi@americanprogress.org

TV: Lindsay Hamilton
202.483.2675 or lhamilton@americanprogress.org

Radio: Chelsea Kiene
202.478.5328 or ckiene@americanprogress.org