CAP in English
Small CAP Banner

Reconsiderando la politica EEUU-Colombia

    IMPRIMIR:
  • print icon
  • COMPARTIR:
  • Facebook icon
  • Twitter icon
  • Share on Google+
  • Email icon

Léalo en español (PDF)

Read in English

Los Estados Unidos ha alcanzado una vez más una encrucijada en su relación con Colombia. Frente a la decisión de cómo mejor dirigir sus considerables niveles de asistencia, es esencial que los Estados Unidos no dé la espalda a su compromiso con Colombia. Pero también es crucial que Washington formule política con una comprensión clara de la situación actual en Colombia y de los elementos históricos de esas circunstancias. Comprendiendo dónde se encuentra Colombia hoy y cómo llegó hasta ahí ilustra como los Estados Unidos puede seguir efectivamente dedicado a Colombia y avanzar los intereses estadounidenses y colombianos en el futuro.

Cada vez que un nuevo escándalo surge en Colombia, como el escándalo actual de la “para-política” y que ocupa los titulares internacionales, la gente reacciona echando sus manos al aire y calificando el conflicto en Colombia insuperable. Se necesita, sin embargo, un análisis más complejo que reconozca las raíces culturales, sociales y políticas del conflicto interno de Colombia. Clasificar los conflictos en Colombia en meros términos del terrorismo, del narcotráfico, o de los dos es evaluar los conflictos equivocadamente. Tal punto de vista, en lo que a la formulación de política se refiere, solo llevará al fracaso.

Para crear una Colombia estable, aumentar la seguridad regional, y frenar el narcotráfico más efectivamente, los Estados Unidos debe apoyar las instituciones colombianas que defienden la justicia y que promueven el desarrollo social y económico. Debe hacerlo mientras exigen al presidente de Colombia, Álvaro Uribe, hacia una nueva agenda política de la paz, una que aumenta la participación política y favorezca el desarrollo humano. La política de Estados Unidos hacia Colombia debe centrarse en promover una paz duradera. Solo una paz duradera constituirá un éxito en la guerra contra las drogas en el contexto colombiano.

Para hablar con un experto, favor de ponerse en contacto con Tanya Arditi via email a tarditi@americanprogress.org o por teléfono al 202.741.6258.