CAP in English
Small CAP Banner

Declaración de John Podesta sobre la Revocación de ‘No Preguntar, No Decir’ (Don’t Ask, Don’t Tell)

FUENTE: AP/Lenny Ignelzi

Chris Lynch, un Marine de Estados Unidos, escucha un sesión de capacitación familiarizar a los Marines sobre la nueva posición de las Fuerzas Armadas sobre los miembros del servicio homosexuales y la revocación de la política de No Preguntar, No Decir el 28 de abril, 2011 en Camp Pendleton, California.

    IMPRIMIR:
  • print icon
  • COMPARTIR:
  • Facebook icon
  • Twitter icon
  • Share on Google+
  • Email icon

Read in English

Washington, D.C. — Hoy, las fuerzas armadas de EE.UU. por fin termina con la prohibición del servicio de hombres y mujeres abiertamente homosexuales, conocido como “No Preguntar, No Decir” (DADT por sus siglas en inglés). El presidente y CEO del Center for American Progress, John Podesta, hizo la siguiente declaración sobre la capacidad de los hombres y las mujeres homosexuales para servir a su país abiertamente, con honestidad, y con integridad:

No Preguntar, No Decir debilitó nuestra seguridad nacional, malgastó cientos de millones de dólares de los contribuyentes, y perjudicó los valores de honradez e integridad, los cuales son centrales para nuestro ejército. Esta política también obligó a que más de 14.000 hombres y mujeres calificados abandonaran las fuerzas armadas y que miles más sirvieran en silencio por temor a ser descubiertos. Hoy somos un país más fuerte por la revocación de esta ley anticuada e ineficaz.

Quiero darle gracias al presidente Obama por su liderazgo en este asunto, así como a los Secretarios de Defensa Robert Gates y Leon Panetta y el jefe del Estado Mayor Conjunto, almirante Mike Mullen, por el diseño y la supervisión de un exitoso plan de capacitación e implementación para revocar el DADT.

Con la revocación finalmente entrando en vigor, los Estados Unidos se une a 35 países que permiten que los hombres y mujeres homosexuales sirvan abiertamente y honestamente en sus fuerzas armadas, incluyendo a los aliados cercanos de EE.UU. como el Reino Unido, Australia, e Israel.

El diciembre pasado, el Congreso aprobó y el presidente Obama firmó la revocación de la política de DADT. La nueva ley requería que los miembros de las fuerzas armadas sean capacitados sobre el servicio abierto antes de que DADT fuera revocado completamente. Esta capacitación se llevó a cabo a través de los últimos meses, y nuestros líderes del ejército recientemente confirmaron que las tropas están preparadas para el servicio abierto.

Read in English

Para hablar con un experto, favor de ponerse en contacto con Tanya Arditi via email a tarditi@americanprogress.org o por teléfono al 202.741.6258.