CAP in English
Small CAP Banner

Facilitando el alcance de un título universitario para estudiantes de minorías en áreas metropolitanas multi-estatales

FUENTE: AP/Charlie Riedel

Jafet Carrasco, estudiante de primer año, resuelve un problema algebraico con su maestra Jennifer Morelock en Alta Vista Charter School en Kansas City, MO. Los estudiantes que viven en áreas metropolitanas que comparten múltiples limites estatales enfrentan dificultades particulares al completar sus títulos universitarios.

    IMPRIMIR:
  • print icon
  • COMPARTIR:
  • Facebook icon
  • Twitter icon
  • Share on Google+
  • Email icon

Read in English

Existe una conexión bien establecida entre la educación superior y la prosperidad económica, por lo que es imperativo que un porcentaje más alto de estadounidenses logren títulos universitarios. Aquellos que viven en comunidades de minorías de rápido crecimiento tienden a obtener pocos títulos universitarios que sus contrapartes de raza blanca: Sólo 20,6 por ciento de los afroamericanos y 14 por ciento de los hispanos en los Estados Unidos adquirieron una licenciatura o un título de posgrado en marzo de 2009, a comparación del 31,9 por ciento de los blancos. Muchos provenientes de estas comunidades viven en áreas metropolitanas, y aquellos que viven en áreas que comparten múltiples limites estatales enfrentan desafíos únicos cuando se trata de completar sus títulos universitarios.

Easy Come, EZ-Go” (Fácil Viene, Fácil Va), un nuevo informe del Center for American Progress escrito por Brian A. Sponsler, Gregory S. Kienzl y Alexis J. Wesaw, indica que 63 por ciento de todos los trabajos en los próximos 10 años requerirán cierta educación pos-secundaria. Esta es otra razón—además de promover la prosperidad económica—por la cual necesitamos encontrar la manera de hacer que la educación superior sea accesible para todos, especialmente para las minorías.

El reporte se enfoca en áreas metropolitanas multiestatales, o MSAs. Los residentes en estas áreas viajan libremente entre ciudades y estados para trabajar y para realizar otras actividades comerciales como compras y eventos deportivos. Asistir a las universidades a través de estas fronteras estatales, sin embargo, no es tan fluido en términos de pagos de clases y transferencia de créditos.

Los estados tradicionalmente tienen jurisdicción sobre la educación superior, pero aquellos que contienen ciudades ubicadas en múltiples fronteras estatales enfrentan problemas únicos. Estos problemas radican en la ayuda financiera estatal, pago de clases basado en la residencia y políticas de transferencia de créditos que hacen el trabajo innecesariamente imposible para los estudiantes en estas áreas para lograr títulos universitarios. Un estudiante que vive más cerca de una universidad “fuera del estado” que una ubicada dentro del mismo, por ejemplo, paga exorbitantes tarifas “fuera del estado”, aun cuando ellos viven más cerca de la universidad que otros estudiantes que viven dentro del estado.

Los autores presentan una solución viable: Organizaciones de Gobierno en Zonas Educacionales, o EZ-GO’s, que sería manejado por una comisión del EZ-GO. La comisión del EZ-GO, autorizada por el Congreso y alojada en el Departamento de Educación, sería responsable de tres tareas principales. Ratificarían las fronteras de las áreas EZ-GO y aconsejarían a los legisladores federales en acciones para incentivar actores locales tales como proveer apoyo financiero para mejoras de capital que incrementaría las inscripciones en instituciones públicas en áreas EZ-GO. La comisión también volvería a revisar políticas federales existentes con el objetivo de crear mayor coordinación entre las instituciones públicas, privadas y con ánimo de lucro dentro de las áreas EZ-GO para aumentar el logro educativo en la región entera.

La mayoría de los estadounidenses residen en áreas metropolitanas y muchas de éstas atraviesan fronteras estatales. 84 por ciento de la población estadounidense habitó en áreas metropolitanas en 2008, de acuerdo a la Oficina de Manejo y Presupuesto. Ese mismo año, 74 por ciento de los Afroamericanos, 80 por ciento de los hispanos y 88 por ciento de los asiáticos vivieron en las 100 áreas metropolitanas más grandes. Noventa por ciento de las principales 20 MSAs poseen tasas de residencia hispana y afroamericana cerca del 25 por ciento o más. Pero los porcentajes de latinos y afroamericanos de 25 años o más de edad que poseen títulos universitarios son significativamente más bajos que las tasas porcentuales de los blancos en las mismas áreas. En promedio, las tasas son aproximadamente 14 puntos porcentuales más bajos para los afroamericanos y 12 puntos porcentuales más bajos para los latinos. Estas poblaciones en particular podrían beneficiarse de los EZ-GOs.

El Presidente Barack Obama ha desafiado a la nación a convertirse en el país más instruido del mundo para el año 2020. Para alcanzar esta meta, debemos abandonar políticas educativas anticuadas que no les sirven a los estudiantes de minorías y desarrollar nuevas políticas que incluyan estas comunidades. La propuesta EZ-GO es esencial e innovadora que beneficiará con certeza a los estudiantes de minorías quienes intentan lograr títulos de educación superior.

Debemos tener altas aspiraciones: el alcanzar la meta de un 60 por ciento de adquisición de títulos universitarios para cada minoría debe ser parte de la meta integral nacional si queremos cumplir con el desafío planteado por el presidente Obama.

Dyci Manns es una practicante con el equipo de Medios Étnicos en el American Progress.

Para más información sobre este tema, por favor vea:

Read in English

Para hablar con un experto, favor de ponerse en contacto con Tanya Arditi via email a tarditi@americanprogress.org o por teléfono al 202.741.6258.