CAP in English
Small CAP Banner

Celebrando el Cuidado Médico Integral: el Aniversario de Seis Meses de la Ley de Cuidado de Salud Asequible

FUENTE: AP/M. Spencer Green

Mientras se desarrolle la implementación de todas las piezas de la reforma de la salud, veremos nuestro frágil sistema del cuidado de la salud ganar nuevas fuerzas. Millones de estadounidenses obtendrán la cobertura médica y la seguridad financiera que ellos se merecen.

    IMPRIMIR:
  • print icon
  • COMPARTIR:
  • Facebook icon
  • Twitter icon
  • Share on Google+
  • Email icon

Read in English

Esta semana se celebró los seis meses de la Ley de Cuidado de Salud Asequible—una legislación histórica que el presidente Obama ratificó el pasado mes de marzo para asegurar que todos los estadounidenses disfruten de una cobertura de salud asequible y de alta calidad. Celebramos este aniversario por sus beneficios duraderos que comienzan a tomar forma e incluso por las grandes ganancias venideras en los próximos 10 años.

La clara necesidad de una Ley de Cuidado de Salud Asequible volvió a ser tema de discusión la semana pasada gracias a la publicación de los datos del Censo para el año 2009 sobre la cobertura del seguro médico, la pobreza e ingresos. En medio de la Gran Recesión, 50.7 millones de personas no tuvieron cobertura médica. Más de 4 millones de estadounidenses adicionales no contaron con un seguro médico en comparación al 2008—un cambio dramático en tan sólo un año, lo cual demuestra qué tan frágil es nuestro sistema del cuidado de la salud.

En muchos casos, los estadounidenses perdieron la cobertura a la vez que perdieron sus empleos—y la cobertura auspiciada por sus empleadores que acompañaba esos trabajos. En algunas ocasiones, estos individuos—o más probablemente sus familiares—pudieron adquirir cobertura médica por medio del Medicaid, el cual ofrece protección a algunos individuos de bajos ingresos. En otros tiempos, sin embargo, los empleados no calificaban o no podían mantener el costo del cubrimiento a través de COBRA, el programa federal que les permitía continuar pagando un seguro médico. Muchos de ellos no pudieron tener acceso a dicha cobertura en un mercado individual, donde los costos de los seguros son altos, la cobertura es mayormente inadecuada y las aseguradoras pueden escoger a quienes desean proteger.

La Ley del Cuidado Asequible protegerá a las familias estadounidenses de este tipo de catástrofes a partir del 2014. Una cobertura expandida del Medicaid y ayuda basada en los ingresos con los costos del seguro privado le permitirá a las familias de bajos y medianos ingresos a tener acceso a un seguro de salud asequible y completo. Y tendrán la capacidad de comprar este seguro sin preocuparse por condiciones pre-existentes o resquicios legales en sus pólizas de seguros. La nueva ley también crea nuevos intercambios de seguro médico donde los consumidores pueden comprar una cobertura de alto valor. Al final, 38 millones de personas obtendrán un seguro médico. Pero estos seis meses también marca los primeros pasos importantes hacia cambios más grandes.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos ya ha creado una nueva opción de cobertura para las personas con condiciones pre-existentes, ha implementado un programa de reaseguramiento para las compañías que proveen cobertura médica a sus jubilados y ha enviado por correo más de 1 millón de cheques de reembolso para los suscriptores del Medicare con altos costos en las medicinas.

Ahora, las familias con hijos enfermos saben que sus niños tienen garantizado una cobertura de seguro médico a pesar de sus condiciones pre-existentes. Las personas con altos costos en el cuidado de la salud saben que no caerán en bancarrota por los absurdos y bajos límites anuales en sus beneficios. Los jóvenes trabajadores sin seguro pueden recibir cobertura a través de la póliza de sus padres hasta que cumplan los 26 años de edad. Y los que nunca han comprado una cobertura no necesitan preocuparse de que una aseguradora cancele su póliza bajo falsos pretextos una vez que se enfermen.

Estos pasos iniciales no arreglan todos los problemas de nuestro sistema de seguro médico, pero abordan algunos de los más notables.

En los meses venideros, el tiempo que toma la implementación de la reforma de salud se acelerará y los beneficios tangibles se volverán más aparentes. En el 2011, los beneficiarios del Medicare con altos costos en sus medicinas ahorrarán más de $1,500 a la vez que el temible periodo sin cobertura (conocida en inglés como el “donut hole”) en el beneficio de las prescripciones se elimina. Los estados tendrán enormes incentivos financieros para suministrar servicios a largo plazo y apoyo en los hogares donde las personas de la tercera edad y los discapacitados prefieren vivir en vez de un asilo. Y el Medicare y Medicaid comenzarán hacer uso de los sistemas de pago para inducir mejoras en la calidad del sistema de servicios, por ejemplo, al reducir pagos hospitalarios cuando el paciente sufre una infección adquirida en un hospital y al recompensar a doctores y otros proveedores quienes hacen un buen trabajo en tratar pacientes con condiciones complejas.

Estas reformas y otras por ser implementadas con el tiempo afianzarán nuevos e importantes beneficios del cuidado de la salud para millones de estadounidenses tanto asegurados como los no asegurados, abriendo paso a mayores reformas por venir a partir del 2014 en adelante.

En las próximas semanas, los oponentes a la reforma de salud pedirán la revocación de la nueva ley y que retrocedamos al antiguo status quo o que rehagamos la reforma a la salud desde el comienzo. El regresar a un sistema de salud no asequible en vez de la actual reforma de salud dejaría a millones de estadounidenses sin seguro a la vez que se ignora el crecimiento insostenible de los gastos del cuidado de la salud.

Pero derogar solo las partes de la Ley de Cuidado de Salud Asequible también representaría un alto precio. Un reciente análisis acota que el derogar el requisito de que todos los individuos porten un seguro médico y los subsidios que ayudan a los individuos y familias a pagar esta cobertura causaría que el seguro médico cueste dos veces más en el 2019 de lo que costará bajo la Ley de Cuidado de Salud Asequible.

Hemos hecho un enorme progreso desde la aprobación de la Ley de Cuidado de Salud Asequible el pasado 23 de marzo. Y hay más por venir. Conforme se desarrolle la implementación de todas las piezas de la reforma de la salud, veremos nuestro frágil sistema del cuidado de la salud ganar nuevas fuerzas. Millones de estadounidenses obtendrán la cobertura médica y la seguridad financiera que ellos se merecen.

Read in English

Para hablar con un experto, favor de ponerse en contacto con Tanya Arditi via email a tarditi@americanprogress.org o por teléfono al 202.741.6258.