CAP in English
Small CAP Banner

Buena Salud, Buenos Trabajos

Los Centros Comunitarios de Salud Impulsan las Economías Locales

FUENTE: AP/Russel A. Daniels

Francisco Lupercio espera en linea para un examen medico en un centro de salud comunitario en San Joaquin, California.

    IMPRIMIR:
  • print icon
  • COMPARTIR:
  • Facebook icon
  • Twitter icon
  • Share on Google+
  • Email icon

Read in English

El condado de Loudoun, Virginia, fue uno de los que experimentaron un rápido crecimiento en Estados Unidos durante el reciente auge de la vivienda que atrajo una multitud de trabajadores de la construcción, muchos de ellos inmigrantes. El Centro Comunitario de Salud de Loudoun se inauguró en medio de este crecimiento frenético como una clínica de servicio integral, sirviendo a pacientes de bajos ingresos con un grupo pequeño de empleados quienes se desempeñaban en un chico espacio donado por un hospital. Pero la clínica observó una gran alza en la demanda de servicios para el cuidado de la salud justo al tiempo que el crecimiento del condado de Loudoun se colapsó y sus residentes perdieron su seguro médico.

El Centro Comunitario de Salud de Loudoun es un ejemplo de los más de 8,000 centros comunitarios de este tipo alrededor del país. Los primeros centros fueron establecidos hace 45 años con la orden específica de servir a las comunidades de alta necesidad al proveer servicios integrales del cuidado de salud a residentes sub atendidos, independientemente si pueden pagar o no. Una junta comunitaria compuesta de al menos 51 por ciento de los pacientes dirige cada uno de estos centros. Y reconocemos su labor durante la Semana del Centro de Salud Nacional cada año, la cual se celebra la segunda semana de agosto.

Estos centros sirven aproximadamente a 20 millones de pacientes, incluyendo 900,000 empleados agrícolas inmigrantes y temporeros, y 1 millón de personas sin hogar. Una nueva investigación revela que los centros comunitarios de salud no solamente proveen cuidado necesario a sus comunidades, pero también se han convertido en importantes generadores de actividad económica en las comunidades donde funcionan.

El gobierno federal financió más de $2,2 mil millones en centros comunitarios de salud durante el año fiscal en curso, y el recién aprobado proyecto de ley de la reforma al sistema de cuidado de salud, el Affordable Care Act (la Ley del Cuidado de Salud Asequible), les suministrarán más de $9,5 mil millones adicionales en los próximos cinco años. Estos fondos combinados generarán una suma deslumbrante de más de $53,7 mil millones en actividad económica para algunas de las comunidades sub atendidas y mantendrán más de 450,000 empleos sólo en el 2015, según un nuevo informe del Center for American Progress.

Asimismo, 32 millones de estadounidenses adicionales tendrán seguro médico gracias a la Ley del Cuidado de Salud Asequible, y cerca de la mitad de ellos recibirán esa cobertura a través del Medicaid. Los centros comunitarios de salud cuentan con un buen historial de capacidad para aumentar sus servicios rápidamente luego de recibir inversiones agregadas a través del Recovery Act (Ley de Reinversión y Recuperación) del 2009, y se encuentran en una buena posición para ayudar a enfrentar estas crecientes necesidades nuevamente. Los legisladores anticiparon esta acrecentada demanda y asignaron más de $1,5 mil millones para nuevas obras a través de la Ley del Cuidado de Salud Asequible, además de los más de $9,5 mil millones en gastos de funcionamiento. Este financiamiento permitiría a los centros comunitarios de salud doblar el número de pacientes a quienes sirve anualmente para el año 2015.

Los beneficios económicos que generan estos centros podrían tener un largo alcance ya que la ley requiere que los centros comunitarios de salud sean ubicados en áreas de suma pobreza. Su expansión creará empleos y oportunidades de capacitación, los cuales generarán una alta demanda de bienes y servicios por medio de negocios locales que luego contratarán más empleados para enfrentar la demanda. Y la construcción de centros adicionales abrirá más puestos de trabajo fuera del mercado del cuidado de salud.

Los centros comunitarios de salud sirven en áreas con una gran proporción de familias de bajos ingresos y minorías. Dos tercios de los pacientes pertenecen a las minorías—35 por ciento son hispanos y 21 por ciento son afroamericanos, comparado con el 36 por ciento que son blancos. Y un desconcertante 70 por ciento de los pacientes en estos centros de salud viven por debajo del nivel de pobreza. Los centros ayudan a reducir las visitas a las salas de emergencia y el costoso cuidado de un hospital al enfocarse en el cuidado primario y proveer servicios de apoyo como la nutrición, educación, traducción y transporte.

Loudoun es uno de los condados más acaudalados de los Estados Unidos, aun así su centro de salud tiene una lista de espera de 600 personas y ya ha atendido a más de 6.000 pacientes desde que abrió sus puertas hace tres años. Su personal aumentó de cinco a 30 empleados durante ese periodo. La fase de contracción económica que golpeó al condado de Loudoun también ha afectado a un sinnúmero de comunidades alrededor de la nación. La expansión de los centros comunitarios de salud le permitirán a estas comunidades a mantenerse saludables, pero también les permitiría salir de la recesión.

Read in English

Ellen-Marie Whelan es directora asociada de política de salud y analista sénior de política de salud y Raúl Arce-Contreras es un asistente de prensa en el Center for American Progress.

Para hablar con un experto, favor de ponerse en contacto con Tanya Arditi via email a tarditi@americanprogress.org o por teléfono al 202.741.6258.