CAP in English
Small CAP Banner

Una Oportunidad Energética Perdida

    IMPRIMIR:
  • print icon
  • COMPARTIR:
  • Facebook icon
  • Twitter icon
  • Share on Google+
  • Email icon

El Presidente Bush llegará a Sao Paolo más tarde hoy en la primera escala de su gira por cinco países en América Latina. Con esa llegada vendrán buenas y malas noticias para los que quieren ver un nuevo capitulo en las relaciones de los Estados Unidos con las Américas.

Las buenas noticias son que el presidente ha escogido un buen sitio para empezar el tardío trabajo de dar impulso a las relaciones estadounidenses con nuestros vecinos.

Las malas noticias son que el presidente llega a Brasil con una agenda llena de retórica y sin la audacia necesaria para crear una relación dinámica con Brasil que podría tener tanta promesa. Lo que indudablemente atraerá la máxima atención a la estancia del Presidente en Brasil será un acuerdo de cooperación con su homologo brasilero sobre etanol que será insuficiente.

El presidente no parece estar dispuesto a hacer los cambios domésticos que realmente reinvigorarían las relaciones con Brasil y las Américas en base de los combustibles renovables.

Si el presidente quiere revolucionar las relaciones con las Américas—en particular a base de combustibles renovables—él debería anunciar su intención de eliminar a plazos la tarifa de 54 centavos por cada galón que se aplica a la importación del etanol que está  frenando al desarrollo rápido del etanol como combustible alternativo en los EEUU y al desarrollo de la creación de un mercado global. En vez de actuar de una manera audaz, el presidente ha insistido que la rebaja de la tarifa no se va a considerar y que más bien está enfocado en pasos necesarios, pero insuficientes, de llegar a un acuerdo sobre las metas y los códigos para la producción del etanol.

También él tendría que invertir más en investigación y desarrollo de la próxima generación de tecnología de biocombustibles y aumentar el número de gasolineras que ofrecen biocombustibles y coches de consumo flexible de combustibles en los Estados Unidos. Además tiene que hacer lo necesario para asegurar que la política agrícola estadounidense tiene los incentivos necesarios para promover la producción sostenible de energía renovable.

Debajo de la superficie del acuerdo que el Presidente Bush parece estar a punto de concluir con el Presidente Lula, hay una convergencia de intereses claves entre los Estados Unidos y Brasil. Para promover nuestros intereses domésticos y a través de las Américas de una manera eficaz el presidente tiene que aprovechar la oportunidad antes de que esta se convierta en una oportunidad perdida.

Para más información sobre el viaje del presidente a América Latina, por favor vea:

Para más información sobre la visión progresista de reorientar la política agricola de los Estados Unidos para promover más eficazmente la producción sostenible de energía renovable vea:

Para hablar con un experto, favor de ponerse en contacto con Tanya Arditi via email a tarditi@americanprogress.org o por teléfono al 202.741.6258.