CAP in English
Small CAP Banner

El impacto de la H.B. 56 en Alabama: 10 razones porqué la nueva ley de inmigración de Alabama es un desastre para el imperio de la ley

La ley elimina provisiones legales

FUENTE: AP/Dave Martin

Trabajadores de Alabama Power restauraran la electricidad de barrios en Tuscaloosa, Alabama. Aunque Alabama Power es una compañía eléctrica no gubernamental y no ha requerido prueba de ciudadanía, bajo la ley H.B. 56, los inmigrantes indocumentados no podran hacer cumplir los términos de sus contratos con esta compañía.

    IMPRIMIR:
  • print icon
  • COMPARTIR:
  • Facebook icon
  • Twitter icon
  • Share on Google+
  • Email icon

“Debido a esta ley, incluso para sacar un libro de una biblioteca pública en el Condado de Shelby, un usuario debe probar su ciudadanía.”

Joey Kennedy, escritor editorial, columnista, y blogger para Birmingham News

Las provisiones de la ley de inmigración de Alabama tendrán consecuencias de gran alcance que pueden dañar a ciudadanos y a inmigrantes. Irónicamente, en nombre de hacer cumplir las leyes de inmigración, Alabama está creando una sociedad sin ley y completamente socavando el imperio de la ley.

La nueva ley requiere que todos los residentes de Alabama muestren sus documentos legales para casi todas sus interacciones con una entidad estatal. Este enorme mandato y que carece de financiamiento recae en todos los residentes del estado, documentados o no.

Probar el estatus es más difícil de lo que parece: se estima que unos 13 millones de estadounidenses actualmente no pueden comprobar su ciudadanía , una carga que especialmente sufren los pobres, los ancianos y las minorías. El mandato también requiere que todos los funcionarios estatales aprendan cómo determinar si los documentos que están revisando son legítimos – lo que resulta en una nueva carga sobre las finanzas del estado. Hay literalmente docenas de documentos de inmigración perfectamente legales que los funcionarios estatales tendrán que aprender a identificar y juzgar si son legítimos o no.

Un estado con un déficit proyectado cerca de $1 mil millón para el año fiscal de 2012 debe pensar dos veces antes de imponer nuevas cargas sobre sus trabajadores que ya están sobrecargados.

Además, la nueva ley de inmigración de Alabama impide que los tribunales hagan cumplir contratos entre cualquier entidad y un inmigrante indocumentado. Tambien prohíbe que cualquier persona sin documentos entable una transacción comercial con el estado o cualquiera de sus subdivisiones.

Por eso, bajo H.B. 56, la nueva ley de inmigración de Alabama:

1. No se pueden hacer cumplircontractos de ventas. Nadie que le vende algo a una persona sin documentos puede hacer cumplir el contrato de venta. Si una persona no paga, el vendedor no tiene opciones para defenderse . Si el vendedor no le entrega la mercancía, el comprador no tiene recursos para defenderse. El imperio de la ley no se aplicaría en el mercado si esta ley se implementa.

2. La confidencialidad entre un abogado y un cliente será un delito. La nueva ley convierte en delito que un abogado se niegue a revelar información acerca de su cliente a las autoridades de inmigración del gobierno. Esta provisión de la ley elimina el privilegio de abogado a cliente, una parte fundamental de representación legal efectiva en los Estados Unidos. Sin embargo, irónicamente, los abogados que eligen cumplir con la nueva ley podrían encontrarse en violación de las normas éticas de la profesión legal.

3. Cada persona tendrá que “mostrar sus documentos” para hacer las tareas cotidianas más simples, incluso para sacar un libro de la biblioteca. Si una persona tiene que mostrar una prueba de ciudadanía para hacer tareas cotidianas, como sacar un libro de la biblioteca, tendrá que solicitar y llevar consigo prueba de su estatus dondequiera que vaya. El precio de nuevas licencias de conducir, pasaportes o certificados de nacimiento no es una carga pequeña para una familia de cinco que sobrevive con el salario mínimo.

4. No se pueden hacer cumplir contratos de trabajo. Los empleadores todavía pueden contratar a personas indocumentadas, pero los trabajadores indocumentados no pueden presentar su caso a los tribunales si un empleador se niega a pagarle por su trabajo. Empleadores que saben que la ley no se aplica a ellos pueden explotar y tomar ventaja de trabajadores indocumentados y negarles su pago, o pagarles menos de la cantidad acordada.

5. No se puede hacer cumplir los contratos de arrendamiento. Una compañía de alquiler en Alabama ya está pidiendo prueba de estatus legal para renovar un contrato de arrendamiento. Si el propietario le ha alquilado a una persona indocumentada que se niega a pagar la renta, el propietario tampoco podría cumplir el contrato de arrendamiento en los tribunales. Y si una persona indocumentada ha pagado su renta y el propietario los expulsa o se niega a arreglar condiciones inseguras, no podrá pedirle a un tribunal que haga cumplir el contrato de arrendamiento.

6. Los contratos inmobiliarios no se pueden hacer cumplir . Una persona indocumentada que vende una casa no tendría ningún recurso si el comprador se niega a pagar el precio acordado. Y el comprador no tendría ningún recurso si el vendedor se niega a darle el título de propiedad. Los agentes inmobiliarios tampoco podrían exigir el pago de sus comisiones de venta.

7. Todos los residentes de Alabama tendrán que probar su estatus de ciudadanía para conseguir servicios municipales del gobierno como el agua. Un letrero en una compañía pública de agua en Allgood, Alabama, les advirtió a sus clientes que si no tienen una cédula de identificación válida en el archivo de la oficina antes del 29 de septiembre, 2011, perderían su servicio de agua. La nueva ley dice que es una felonía si una persona que no tiene estatus legal entra en cualquier “transacción comercial” con cualquier subdivisión política del estado. Aunque Alabama Power es una compañía eléctrica no gubernamental y no ha requerido prueba de ciudadanía, bajo la ley, los inmigrantes indocumentados no podrán hacer cumplir los términos del contrato que tienen con la compañía.

8. Nadie puede obtener una licencia sin comprobarsu estatus de ciudadanía. La ley requiere prueba de estatus para cualquier transacción entre una persona y el estado o municipalidad. Nadie será capaz de registrar su casa móvil o su coche, conseguir un permiso de construcción o una licencia de negocio, o aún una licencia para su perro sin probar su estatus legal.

9. Cada ciudadano estadounidense o residente legal en Alabama tendrá que probar su estatus para hacer cualquier negocio con el estado, incluyendo el pagar sus impuestos. El Departamento de Hacienda de Alabama ya ha publicado una advertencia que dice que cualquier persona que tenga que pagar una multa o impuestos estará obligada a demostrar su ciudadanía o estatus legal.

10. Se requerirá prueba de estatus legal para obtener acceso a los tribunales. Los juzgados de sucesiones ya han emitido avisos que dicen que cualquier persona que realiza cualquier transacción con los tribunales estará obligada a probar su estatus. Esto incluye para solicitar un cambio de nombre después del divorcio, para probar el testamento de un familiar, o para solicitar internamiento involuntario de un hijo enfermo mental.

Para hablar con un experto, favor de ponerse en contacto con Tanya Arditi via email a tarditi@americanprogress.org o por teléfono al 202.741.6258.

Esta artículo es parte de una serie especial: El impacto de la H.B. 56 en Alabama

Para más artículos de esta serie, haga clic aquí